6.4.10

Dejar los pensamientos de lado para no volverme tan loca. Dejar de pensar en lo que son, en lo que fueron, o en lo que van a ser. Dejar esas cosas que me irritan tanto, el saber que si soy esto que soy, es por mí y por nadie más. Poco a poco me voy volviendo un poco más fría, sin dejar de lado la calidéz que pude (gracias a Dios) volver a tener. Creo que todo tiene un límite, un extremo y esas cosas no son necesariamente abstractas. Una vez escuché que no son necesarias ciertas cosas para ser felíz. Pero si otras, y no las quiero perder. Sin embargo sigo apuntando que todas las cosas que me defraudan no me hacen volver...jamás.

No comments:

Post a Comment